En enero de 2019 entregaremos el Bartolomé de las Casas

Andrés Ramírez, gerente de la Fundación Sociedad Portuaria, explica que la apuesta de la entidad es la educación de calidad en el Distrito y por ello ha destinado los esfuerzos a la reconstrucción del colegio, que tendrá 5900 metros cuadrados, beneficiará a más de 400 estudiantes y será epicentro de programas de desarrollo para las comunidades vecinas.

Por Jesús Agualimpia

Director de Pacífico Siglo XXI

Andrés Ramírez, el gerente de la Fundación Sociedad Portuaria de Buenaventura, es un vallecaucano nacido en Cali, “feliz habitante del Distrito”, que ya tiene raíces en la ciudad y que, dice, trabaja fuertemente para ganarse la adopción.

Profesional en las ciencias administrativas a nivel pregrado y en postgrado, estudiante y docente universitario, deportista y aventurero, amante de la cultura popular, actualmente realiza dos maestrías, una en administración en la Universidad del Valle y la otra en gobierno en la Universidad Icesi.

“Afortunadamente siempre he estado al servicio del sector social como líder estudiantil, emprendedor, sirviendo en organizaciones de base comunitaria y en fundaciones empresariales como la Fundación Terpel, Fundación Alvaralice y recientemente como Director del Tecnocentro Cultural Somos Pacífico en el barrio Potrero Grande en el oriente de Cali”, cuenta.

Pacífico Siglo XXI conversó con él para conocer un poco de su vida pero sobre todo, del trabajo de la Fundación Sociedad Porturaria por Buenaventura.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención al llegar a Buenaventura?

De Buenaventura la cultura, su gente, su exótica naturaleza. Como mestizo, en la etnia afrodescendiente, en la cultura afro y en la cultura del Pacífico, encuentro identidad y raíces que los mestizos tenemos difusas, me encantan las relaciones de familias ampliadas del Pacífico, los primos hermanos, las tradiciones, el currulao, la verbena de la Playita, su oralidad, la alegría; me encanta de Buenaventura su dignidad, identidad, el pueblo valiente, la exuberante riqueza natural, soy amante de sus ambientes naturales, sus ríos, el mar; disfruto los fines de semana en Aguaclara, San Marcos, Sabaletas, San Cipriano, las playas, me falta todavía recorrer muchos lugares, conocer todos los ríos principales así como tuve la grata experiencia de vivir un Manacillo en Juntas de Yurumanguí.

Amo también la gastronomía, el tapao, el tollo ahumado, la papa china, comprar pescado fresco en El Piñal y Pueblo Nuevo, tomar un buen curao de Lucía Solís, pasar un atardecer frente a la Bahía de la Cruz, ver a la gente jugando bajo la lluvia.

La Sociedad Portuaria de Buenaventura y su Fundación siempre han estado al lado del desarrollo social y económico de la ciudad, y lo sigue estando.

Pero su gran pasión es el trabajo social que logra hacer desde la Fundación Sociedad Portuaria. Hablemos del colegio Bartolomé de las Casas, la apuesta de la Fundación por la educación en Buenaventura.

La Sociedad Portuaria como líder del sector, como terminal portuario número uno de Colombia, tiene claro que en su ejercicio de responsabilidad social también debe realizar una gestión social sobresaliente, por eso las obras que realicemos desde la Fundación deben ser de alto impacto, calidad y pertinencia. De esta manera emprendimos hace dos años un proceso de transformación del colegio, tanto en materia de modelo educativo, así como en la planeación de la nueva sede.

¿Cuándo inicia el proyecto?

Inicia con la decidida voluntad y compromiso social de los accionistas y directivos de la Sociedad Portuaria de Buenaventura y su Fundación para realizar una inversión pertinente y de alto impacto en materia de educación para la ciudad.

La obra estará ubicada en el lote tradicional del colegio Bartolomé de las Casas que está al lado de Vista Hermosa. En este lote sembraremos una infraestructura de la más alta calidad, planteamos construir 5.900 metros cuadrados para beneficiar a 415 estudiantes de manera directa, así como las comunidades vecinas que se beneficiarán de los programas de desarrollo comunitario de la institución educativa.

¿En este momento en qué etapa va el proyecto?

El proyecto está cerrando la etapa de diseños y está previsto el inicio de la obra en el presente año, durante todo el 2018 estará en desarrollo la construcción y dotación para que en enero del 2019 le entreguemos a Buenaventura este generoso aporte de los accionistas de la Sociedad Portuaria de Buenaventura.

¿Cuál es el modelo pedagógico de la institución?

Lo estamos implementando con una alianza estratégica con la Fundación Fe y Alegría, quien hace parte de un movimiento internacional que tiene experiencia en diferentes regiones de Colombia, utilizando una pedagogía de educación popular, metodología que, por supuesto, está siendo adaptada al contexto de Buenaventura, a su identidad, hábitos, costumbres y potencialidades de la región, todo esto con una perspectiva internacional y de innovación.

Este colegio, basado en las experiencias de la Fundación Fe y Alegría y la Fundación Sociedad Portuaria de Buenaventura, busca innovar de manera controlada porque creemos que no podremos obtener resultados diferentes si seguimos haciendo lo mismo, por eso seremos pioneros en implementar la jornada única, en donde el estudiante estará mañana y tarde en la escuela. Por eso brindaremos un entorno acogedor que propicie el aprendizaje experiencial y una formación integral.

La nueva sede será un ambiente de educación en donde todos los espacios representarán escenarios de aprendizaje y sana convivencia, con la meta de formar estudiantes que tengan competencias en liderazgo, en el desarrollo social, que tengan la capacidad de formular proyectos, de resolver problemas, de convivir pacíficamente.

¿Cómo son los espacios?

Es una obra que está planteada para ser sostenible, tendrá tratamiento de aguas residuales, aguas lluvias para ser potabilizadas. Además se plantea un proyecto de paneles solares para producir energía de manera limpia, el objetivo es que sea un edificio sostenible, verde, con las puertas abiertas a los vecinos y en armonía con el entorno.

¿Que tendrá en su interior?

En su interior tendrá espacios y dotación de calidad que estará al nivel incluso de las mejores universidades de la región, como es el caso de los laboratorios para la ciencia, tecnología e innovación. Tendremos zonas para transición, primaria y bachillerato.

En las aulas radicará la principal innovación, ya que serán ambientes de aprendizaje en los que se podrán integrar dos y hasta tres grupos, ya que el espacio será flexible, por lo que se podrá ampliar y dividir conforme a las necesidades pedagógicas y curriculares.

En estas aulas los estudiantes no se sentarán en filas observando al docente como un transmisor de conocimiento, en estas aulas se ubicarán por equipos en mesas de trabajo que tendrán herramientas de todo tipo y en donde el docente será un facilitador del aprendizaje.

Le voy a contar los beneficios de este colegio para los vecinos, porque también será un espacio para el desarrollo comunitario y aprovechamiento de la ciudad, ya que tendremos un auditorio con capacidad de 250 personas, biblioteca comunitaria, talleres de artes y ciencias que también serán aprovechados por la comunidad, al igual que escenarios deportivos, por lo que digo con toda certeza que esta será una institución estrechamente relacionada con la comunidad.

Vamos a ofrecer dos laboratorios para ciencia, tecnología e innovación, un Fab Lab y un Media Lab, uno con tecnología para fabricar y elaborar y el otro con tecnología para diseñar, en uno se diseña, en el otro se fabrica. Allí los jóvenes van a estar desarrollando proyectos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Además de eso, se tendrán espacios para las artes escénicas y plásticas en donde los estudiantes y la comunidad podrán explorar danzas, música, teatro, pintura, entre otras.

¿Cuál es la apuesta de la Fundación Sociedad Portuaria con el colegio?

La Fundación en esta nueva etapa está buscando sintonizarse cada día más con su identidad cultural y las comunidades. Es así como en los espacios de formación tendremos una sala para artes escénicas con pisos de madera, espejos, para que los jóvenes aprendan danza, primero las tradicionales porque nos interesa que los jóvenes estén arraigados a sus tradiciones, pero también otro tipo de músicas del mundo ya que es necesaria una perspectiva internacional con arraigo local, por lo tanto, habrá formación en música, danza y artes plásticas.
También se contará con los laboratorios de ciencias naturales para física y química que van a estar integradas con los proyectos de aula.
Además tendremos espacios para liderazgo, destinado para el desarrollo de proyectos de las organizaciones estudiantiles, nos interesa propiciar que los jóvenes se reúnan alrededor de temas que sean de su interés particular para el beneficio colectivo.
Este edificio será sin duda la primera mejor impresión de Buenaventura, cualquier visitante que llegue a la ciudad, lo primero que se va a encontrar es una infraestructura de la más alta calidad como se lo merece la comunidad de Buenaventura. Pero ese caparazón necesita un corazón muy bien sustentado, que es el modelo educativo, del cual no tenemos dudas que la alianza con Fe y Alegría nos hace fuertes.

¿Y los espacios de recreación?

En estos espacios vamos a contar con dos canchas como escenarios deportivos, una cubierta y otra descubierta con gradería. Nos interesa la formación integral, por eso tendremos espacios para el deporte, la recreación, artes, lectura, pero sobre todo para la adopción de hábitos saludables.
Como los estudiantes van a estar en jornada continua, tenemos que atender las necesidades fisiológicas y posiblemente seremos el primer colegio que atienda la jornada única en Buenaventura, por lo tanto tendremos espacios de reposo activo y cafeterías saludables.

Para terminar, ¿cuál es el mensaje que usted le da a los bonaverenses, ya que muchos de ellos han considerado que la Fundación Sociedad Portuaria no está haciendo mucho por Buenaventura?

El mensaje es que la Sociedad Portuaria de Buenaventura como líder en el sector portuario tiene una apuesta indeclinable, y es que a través de su Fundación debe asumir un liderazgo y gestión sobresaliente en el sector social que debe notarse en términos de impacto, calidad y pertinencia para facilitar el desarrollo social y humano en Buenaventura.

La Sociedad Portuaria de Buenaventura y su Fundación siempre han estado al lado del desarrollo social y económico de la ciudad, y lo sigue estando.

La Fundación asume con respeto y humildad el mandato de la comunidad de Buenaventura que salió a marchar masivamente durante el paro y que nos está diciendo a las entidades públicas y privadas que lo que estamos haciendo no es suficiente para la magnitud del reto.

Lo asumimos con entusiasmo, convicción y determinación para esforzarnos y hacer más y mejor lo que hayamos hecho.
Tenemos obras importantes, se está haciendo una inversión cuantiosa, generosa, voluntaria de la Sociedad Portuaria y la estamos invirtiendo de manera juiciosa y responsable, sobre todo, técnica, con sentimiento y mucho cariño. Puedo garantizarles que se está ejecutando con amor y técnica esa inversión social de la SPB.

Acerca del autor

El administrador del sitio web. =)

Publicaciones Relacionadas

Deja tu comentario